viernes, 4 de junio de 2010

El Romero para todos los males

El romero es una planta muy rica en principios activos sobre numerosos órganos de nuestro cuerpo, por lo que de una manera u otra, a todas nos beneficia. Sus hojas y algunas de sus flores contienen Tanino (principio amargo), vitamina C, ácido rosmarínico,  una saponina,  y el alcaloide rosmaricina (responsable del efecto estimulante. Entre sus propiedades más importantes es famoso por su alto contenido en antioxidantes, sustancias que nos defienden de los radicales libres que causan el envejecimiento.

Sin embargo, pocos saben que el romero puede ayudar a bajar el nivel de colesterol en sangre. El romero actúa como tónico para el corazón; por esto, aumenta y equilibra la actividad de todo el organismo. 

Gracias a que más del 70% de su aceite esencial es antioxidante, cuando se combina con un aceite rico en grasas insaturadas, facilita la distribución de la grasa, con lo que previene la aterosclerosis causada por un aumento de grasa depositado en el revestimiento de las arterias del corazón.



Sus usos en el campo medicinal son muchos. Los más importantes son:

1) Ayuda a mejorar la irrigación sanguínea de los órganos.
2) Previene el asma bronquial y espasmos gracias a que contiene ácido rosmarínico, que tiene propiedades antivirales, antioxidantes y promueve las defensas del organismo.
3) Ayuda a estimular la movilidad de espermatozoides débiles. 
4) Es útil para corregir cualquier desorden digestivo, con un fuerte componente emocional o nervioso. En este  caso se prepara una infusión con una cucharadita de hojas por taza de agua y beber 3 veces al día.
5) Sirve para tratar problemas de colitis (inflamación de colon, parte del intestino), que conllevan diarrea o constipación.
6) Para tratar gastritis y reflujo esofágico, por hernias de diafragma. 
7) Preventivo de infecciones. Tiene propiedades antibacterianas. Para limpiar heridas: Debe añadirlo al bálsamo que utiliza habitualmente; para las lesiones pequeñas usar hojas frescas en forma de cataplasma. 
8) Estimula la memoria y retrasa el envejecimiento.
9) Excelente para realizar un enjuague bucal y gárgaras. Suaviza el mal aliento y constituye un buen aliado contra la irritación de la garganta, combinado con mirra. Para preparar una infusión: Preparar dos cucharaditas de romero seco por cada taza de agua.
10) Mitiga la depresión y la ansiedad debido a su efecto estimulante, siendo muy recomendable para aplicar en baños, masajes de aceite y con productos cosméticos. Su propiedades antibacterianas ayudan, entre muchas cosas cosas a eliminar el olor corporal. 
11) Se usa para tratar la artritis, gota, reumatismo y los músculos cansados. Utilizando el aceite esencial de romero.

Un compañero en la mesa

Según estudios médicos que lo avalan, el hecho de consumir una pequeña cantidad de romero al día le otorga una protección extra al organismo contra el Cáncer. El romero además de actuar como un salvador de platos, dándole un sabor a carnes, papas o pastas, es un potente conservante para mantener frescos los alimentos.

Para obtener aceite de Romero, ponga algunas ramitas en aceite de oliva y obtendrá un condimento perfecto para todo plato. 

Para sazonar asados, guisos, sopas y salsas utilice las hojas frescas o secas.

Para condimentar las ensaladas usando las hojas frescas o las flores.

Presente en la Cosmética

Actúa como un antiséptico en el cabello, siendo un excelente tratamiento para la dermatitis seborreica aplicado en tónico o infusiones. También es muy útil para tratar la alopecia, fortaleciendo el pelo.

Si tiene niños en edad escolar, sepa que esta hierba, es muy recomendada para el tratamiento de pediculosis, ya que limpia el cuero cabelludo y lo desparasita de liendres (aplicado como tónico).

Aplicado en infusión, aclara el pelo, otorgando unos lindos reflejos naturales.

Karem F. González
karenf2gg@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada